Evita sobresaltos en épocas de lluvias intensas

Como suele ser habitual en los primeros meses del otoño, algunas zonas se ven afectadas por lo que se llama la “Gota fría”o DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos). Se trata de un fenómeno meteorológico que provoca fuertes precipitaciones concentradas en muy poco espacio de tiempo.

A pesar de ser un fenómeno que se da con cierta frecuencia, estos últimos años se ha experimentado un crecimiento en la virulencia de las precipitaciones. Esto ha acarreado numerosos problemas de inundaciones que las personas de las zonas afectadas ven con impotencia.

Tradicionalmente se han intentado contener estas inundaciones con la instalación de sacos de arena. Una solución costosa que, además, no siempre resulta efectiva. Y es que los sacos de arena no están al alcance de todo el mundo, principalmente, por problemas de espacio para su almacenamiento.

Pero ahora existe una solución mucho más eficaz y cómoda, como son las barreras anti-inundación HYDROSACK e HYDROSNAKE. Se trata de un innovador producto compuesto por materiales biodegradables que además de contener el agua, la absorbe para evitar que se cuele en el interior de casas o que inunde almacenes, garages, tiendas, colegios, instalaciones deportivas, etc.

Detalle instalación HYDROSNAKE

Fácil y rápido

Instalar las barreras es muy sencillo, ya que unicamente es necesario mojar los Hydrosack con agua, esperar a que se hinchen y disponerlas en la zona donde se prevé que incida el agua. En pocos minutos puedes tener instalada una efectiva barrera que impide el paso del agua.

Además, son flexibles y apilables, por lo que se adaptan fácilmente a cualquier configuración del entorno a proteger, así como a las necesidades o al caudal de agua recibido.

En el caso de las HYDROSACK, incorporan un sistema de asas que hace que su manipulación e instalación resulte más cómoda.

Este sistema resulta también muy eficaz para contener el agua en posibles escapes de tuberías, piscinas, lavadoras o cualquier tipo de situación doméstica donde se dan escapes de agua. Tienen una capacidad de absorción de entre 15 y 20 litros.

Protegiendo el entorno

Las barreras HYDROSNAKE e HIDROSACK son biodegradables, otro de los aspectos que diferencia a este producto de otros sistemas de contención tradicionales. Una vez usadas y cuando la lluvia ha remitido, se pueden depositar en cualquier lugar y las barreras, se degradan con rapidez, resultando inocuas para el medio ambiente. Para ello, hay que cortar el saco y vaciar su contenido. No tiene efectos nocivos para el medio, ya que está fabricado con materiales 100% respetuosos con el medio ambiente.

Comparte