La decoración de interiores con plantas adquirió una nueva dimensión con la llegada de los jardines verticales domésticos. Con ellos, las paredes tienen más protagonismo y el verde trasciende más allá de las típicas macetas.

Así es, los jardines verticales nos encantan. Pero no sólo por su valor estético, sino porque nos ayudan a dar un toque más natural y orgánico a nuestros espacios, ya sean en terrazas, fachadas o espacios interiores. Además, dependiendo de la selección de plantas que hagamos, podemos transformar un jardín vertical en un estupendo huerto urbano. Como por ejemplo, en la cocina o en la terraza, donde podremos tener una selección de plantas aromáticas para su uso en nuestras recetas.

Por otro lado, los jardines verticales o muros verdes se pueden adaptar a cualquier entorno dependiendo de las plantas que pongamos en ellos. Si tu jardín esta en una zona interior con poco sol, puedes optar por una selección de plantas de interior que se adaptan perfectamente a estas zonas. Si por el contrario, el jardín vertical estará en una terraza con mucha luz o en una zona fría, podrás crear tu propia composición adaptando la selección de plantas a cada una de estas condiciones.

Otra de las ventajas que podemos encontrar en los jardines verticales es su versatilidad. Puedes elegir plantas diferentes y jugar con los tonos para crear composiciones de lo más atractivas o cambiar tus plantas según temporada y disfrutar mucho más de los cambios de estación.

Existen muchos tipos de jardines verticales, desde las propuestas de jardín vertical casero usando colgadores o con los ya populares palets, a estructuras pre-montadas especialmente diseñadas para este tipo de uso, El límite es tu imaginación.

Si buscas un acabado más sofisticado, en el mercado existen diversos sistemas de cultivo para crear muros verdes, como el jardín vertical Minigarden que te ofrecemos en nuestra tienda y que te permite trabajar con módulos combinables entre sí. Con ellos puedes vestir una pared o crear la forma que más te guste, al tiempo que puedes adaptarte con mayor facilidad al espacio. Incorporan un fácil sistema de riego para que el cuidado y mantenimiento de las plantas sea pan comido. Además, su estructura modular permite que, si una planta se seca o deja de gustarte, puedes sustituirla sin ningún esfuerzo.

 

Comparte